Comparte este artículo:

Luego de haber analizado un escrito de acusación, la Fiscalía General de la República de Venezuela pudo constatar que los fiscales reseñaron hechos, mediante la utilización términos y valoraciones personales propias de las opiniones de quien lo redacta.

En cuanto a la acusación establece el Código Orgánico Procesal Penal Venezuela, lo que sigue:

Artículo 308. Cuando el Ministerio Público estime que la investigación proporciona fundamento serio para el enjuiciamiento público del imputado o imputada, presentará la acusación ante el tribunal de control. La acusación debe contener:

1. Los datos que permitan identificar plenamente y ubicar al imputado o imputada y el nombre y domicilio o residencia de su defensor o defensora; así como los que permitan la identificación de la víctima.

2. Una relación clara, precisa y circunstanciada del hecho punible que se atribuye al imputado o imputada.

3. Los fundamentos de la imputación, con expresión de los elementos de convicción que la motivan.

4. La expresión de los preceptos jurídicos aplicables.

5. EI ofrecimiento de los medios de prueba que se presentarán en el juicio, con indicación de su pertinencia o necesidad.

6. La solicitud de enjuiciamiento del imputado o imputada.

En ese sentido, les hizo saber a todos los fiscales de Venezuela que un relato descrito de ese modo dentro del escrito de acusación, debe ser considerado como una exposición mediante la cual el fiscal debe exponer lo que sucedió según los  resultados de la investigación y obviamente eso no significa que se omitan las circunstancias que dimanen de los hechos objeto del proceso, sobre los cuales existe la sospecha tienen carácter delictivo.

Algunas veces, las narraciones del fiscal coinciden con lo narrado por ejemplo por los testigos, sin embargo ello debe ser incorporado de ese modo en el escritorio acusatorio, esto previene que el representante del Ministerio Público vacíe en éste sus opiniones o valoraciones personales.

En consecuencia de lo anterior la Fiscalía General de la República, ordenó se evitara al momento de la redacción de la narración de los hechos de la solicitud de enjuiciamiento como acto conclusivo, lo siguiente:

  • lenguaje inapropiado o impertinente

  • exageraciones.

  • valoraciones subjetivas.

En contraposición a lo anterior el escrito acusatorio debe ser ecuánime y ajustarse a la realidad de lo investigado, sin quitarle ni colocarle nada que no devenga de los medios de prueba.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com