Comparte este artículo:

La Entrega de Vehículo en el Contrabando, se ha hecho un procedimiento usual en los tribunales penales ya que en estos días fatídicamente se ha hecho común el contrabando de combustible y de toda clase de productos con precios regulados o no, pero aunque nadie duda de lo negativo de dicha conducta no podemos cerrar los ojos ante la utilización de vehículos para la comisión de esos delitos cuyos propietarios, personas naturales o jurídicas no se encuentran relacionadas a esa conducta y se ven afectadas por las medidas de aseguramiento en contra de sus bienes.

El artículo 293 del Código Orgánico Procesal Penal, en relación a la entrega del vehículo retenido en virtud del proceso penal que el Ministerio Público se lo devolveráa su dueño  lo antes posible sin embargo en caso de retraso, se puede acudir al Juez para que resuelva la entrega del vehículo.

En el caso que el dueño del vehículo no tenga participación alguna en los hechos que provocaron la retención del mismo, en este caso el contrabando, tenemos que el Tribunal Supremo de Justicia ha reiterado que el medio idóneo para lograr la entrega del vehículo es hacer oposición a la medida de aseguramiento del vehículo.

Cuando el dueño del vehículo solicite la entrega del vehículo y se oponga a su retención, se iniciará un trámite especial en virtud del reclamo hecho por éste, luego de lo cual el Juez de Control decidirá de acuerdo a lo que se encuentre en el expediente y con la opinión de la Fiscalía del Ministerio Público.

Del modo antes explicado la Jurisprudencia TSJ señala que las partes deberán oponerse a las medidas de aseguramiento sobre los bienes, quedando en manos de Juez la decisión de la entrega del vehículo y esto es justamente lo que debe hacer el tercero cuyo vehículo fue retenido por estar envuelto en un delito de contrabando en el cual no ha participado.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com