Comparte este artículo:

La Extradición entre Venezuela y los Estados Unidos de América, fue aprobada el 12 de junio de 1922, con el objeto de facilitar la acción de la justicia penal y reprimir los crímenes que puedan cometerse en sus respectivos territorios; a fin de evitar la impunidad que resultaría de la evasión de los delincuentes y de su asilo en el territorio de una u otra nación.

De acuerdo con las estipulaciones entre los dos países, serían entregados los acusados o convictos de cualquiera de los delitos de:

1. Asesinato.

2. Tentativa de cualquiera de estos delitos.

3. Violación, aborto provocado comercio carnal con menores de doce años.

4. Bigamia.

5. Incendio.

6. Destrucción u obstrucción voluntaria e ilegal de ferrocarriles cuando  pongan en peligro la vida de las personas.

7. Piratería, echar a pique o destruir un buque, motín, rebelión, abordaje de un buque en alta mar con intención de causar daños materiales.

8. El acto de penetrar en la casa de otro durante la noche con el propósito de cometer un delito.

9. El acto de penetrar en las Oficinas del Gobierno y autoridades  públicas, bancos  y demás edificios que no sean habitaciones, con intención de cometer un delito.

10. Robo.

11. Falsificación o expedición de documentos falsificados o venta ilícita de documentos pertenecientes a los archivos nacionales.

12. Falsificación o suplantación de documentos oficiales del Gobierno.

13. La fabricación de moneda falsa.

14. Peculado o malversación de fondos públicos.

15. Sustracción realizada por cualquier persona o personas asalariadas o empleadas a sus empleadores.

16. Secuestro de menores o adultos.

17. Hurto.

18. Obtener por títulos falsos, dinero, valores realizables u otros bienes, o recibirlos, sabiendo que han sido ilícitamente adquiridos.

19. Falso testimonio y soborno de testigos.

20.Fraude o abuso de confianza.

21. Procederá asimismo la extradición de los cómplices o encubridores  de cualquiera de los delitos mencionados.

Se excluyeron del convenio la extradición por delitos políticos y por actos relacionados con los mismos, de igual manera por la abolición de la pena de muerte y de la prisión perpetua en Venezuela, los Estados se reservaron el derecho de negar la extradición por crímenes sancionados con la pena de muerte o  cadena perpetua.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com