Comparte este artículo:

Todas aquellas personas, que en virtud de un contrato de trabajo deban ingresar al territorio de la República Bolivariana de Venezuela, deberán obtener visa de trabajo y autorización laboral por parte del ministerio con competencia en el área del trabajo. La tramitación para la obtención de la correspondiente autorización deberá efectuarla el extranjero o extranjera, a través de su contratante en el territorio de Venezuela.

Algunos extranjeros como científicos, profesionales, técnicos, expertos, personal especializado que tenga por objeto asesorar a los venezolanos, dar entrenamiento o ejecutar labores de carácter temporal, los que ingresen para desarrollar actividades amparadas en convenios de cooperación y los periodistas, no requieren autorización laboral por 90 días.

El incumplimiento de la normas de inmigración será sancionado por la autoridad encargada de la migración con multas, deportación, expulsión y revocatoria de la visa de trabajo, pero no supondrá ningún tipo de responsabilidad penal para el trabajador, ya que las sanciones por delitos relacionados con la inmigración ilícita solamente se podrán imponer al empleador y a las autoridades de control migratorio.

Venezuela garantiza que los trabajadores extranjeros deportados o expulsados, perciban sus salarios y todos los beneficios aplicables por la relación laboral, de acuerdo a las leyes venezolanas.

Algunos delitos de la ley de migración de Venezuela son la Facilitación de Ingreso Ilegal y la Explotación Laboral de Migrantes castigados cada uno con pena de prisión de 4 a 8 años, si esos delitos son cometidos por personas jurídicas se sancionarán a los directivos responsables bien sea por su actuación a favor del delito o por no tomar medidas para evitarlo. También se establece el delitos de Inmigración Ilícita y de Tráfico Ilegal de Personas con igual pena de prisión de 4 a 8 años, lo que permite a concluir que todos los delitos antes mencionados son leves.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com