Comparte este artículo:

En Venezuela las siguientes conductas son consideradas como delitos electorales:

 Sanción: 15 a 50 U.T (15 a 50 días de arresto)

•Suministrar datos o informaciones falsas al Consejo Nacional Electoral (CNE) al momento de la inscripción en el Registro Electoral Permanente.
•Funcionarios que se rehúsen a admitir la votación de electores que tengan derecho a votar
•Quienes se nieguen a desempeñar el cargo para el cual han sido designados del Servicio Electoral.

Sanción: 20 a 60 U.T (20 a 60 días de arresto)

•Quienes obstaculicen la realización de procesos electorales, por ejemplo aquel que dañe una máquina de votación.
•Quienes concurran armados a los actos de votación o escrutinios.
• Los integrantes de las mesas electorales que se abstengan de concurrir al lugar para la instalación de estas, sin justificación válida.

Sanción: 5.000 a 7.000 U.T 

•A los medios de comunicación social que incurran en difusión de resultados antes del primer boletín oficial.
•A los administradores de los medios de comunicación social que no difundan la propaganda electoral.
•Los directores de los medios de comunicación social que difundan propaganda dentro de las 48 horas previas a las votaciones.

Otros Delitos Electorales:

• Pretender ejercer el sufragio por otro, ejercerlo por más de una vez o estar acompañado con la excepción de las analfabetas, invidentes y mayores de edad.
• Pretender obligar que se ejerza el derecho al sufragio .
• Consumo, expendio y venta de bebidas alcohólicas en los centros de votación.
• Utilicen a sus empleados durante su tiempo de labores para que auxilien o voten por un candidato o partido político determinado.
• El que coarte la libertad y secreto del voto de los ciudadanos.
• Instalen, abran o cierren una Mesa o Centro fuera de lo establecido en las Leyes, Reglamentos o Decretos electorales.
• Impidan violentamente la instalación, apertura o cierre de una Mesa.
• Impedir el voto a los electores con discapacidad, aún cuando no conste en los datos del elector tal condición.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com