Comparte este artículo:

El máximo tribunal de Venezuela, en fecha  20 de junio de 2005, estableció en cuanto al ofrecimiento de la denuncia y las actas de denuncia penal como medio de prueba para ser reproducidos en el juicio oral y público, que el representante del Ministerio Público no puede promover en el escrito acusatorio como medios de prueba aquellas actas de entrevistas recogidas en la fase preparatoria o de investigación en virtud de que ello afectaría el derecho a la defensa y la inmediación.

De modo que el Ministerio Público debe promover tanto la denuncia penal como el testimonio de los entrevistados para que se produzcan en el juicio oral y público, sean testigos o funcionarios policiales de  la investigación.

Aquí tenemos el extracto de la referida sentencia, donde se asienta el criterio de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela:

En el caso de la prueba testimonial la exigencia de la inmediación del juez respecto a la deposición del testigo; y dada la decisión del Juez Cuadragésimo Noveno de Control de incorporar a través del artículo 339.2 del Código Orgánico Procesal Penal -por su lectura-, las actas contentivas de la declaración de dos personas levantadas en el transcurso de la investigación, sin que se les convoque a comparecer al juicio oral a deponer como testigos, esta Sala considera que tal proceder del mencionado Juez de Control constituye una violación del derecho a la defensa y del principio de presunción de inocencia, y en consecuencia, establece con carácter vinculante que los testimonios escritos, como consecuencia de la inmediación deben ser ratificados en juicio.

El criterio por el cual la denuncia penal debe ser ratificada en el juicio oral, fue incluido como doctrina obligatoria para todos los fiscales del Ministerio Público en Venezuela en fecha 15 de marzo del año 2011, mediante la circular número Dirección de Revisión y Doctrina-18-079-2011.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com