Comparte este artículo:

Las Empresas transnacionales en Alemania, no pueden ser responsables penalmente por cuanto en el derecho penal alemán a diferencia de otras jurisdicciones europeas no existe un derecho penal donde las empresas puedan ser responsabilizadas penalmente, quedando solamente la posibilidad de aplicar multas en el marco del derecho administrativo sancionador.

Ello resulta comprensible porque existen cuestiones que dificultan la comprobación de los hechos para determinar la culpabilidad de las Empresas Transnacionales, por ejemplo en los países que a diferencia de Alemania están definidas normas para establecer la culpabilidad de las empresas se presentan problemas en la práctica para la comprobación detallada de los hechos, esto se debe principalmente a las siguientes cuestiones:

  • La existencia de estructuras jerárquicas poco transparentes y esferas de competencias poco claras.

  • La lejanía de los presuntos autores de los delitos a las respectivas escenas del delito.

  • La comprobación del dolo o bien la noción de previsibilidad de la violación de los derechos humanos en el marco de su actividad empresarial.

  • La causalidad de la respectiva acción participativa en la realización concreta del hecho. El argumento de defensa de las empresas de los actos neutrales para explicar que su contribución al hecho no es punible.

En cuanto al establecimiento de responsabilidad de las empresas transnacionales por delitos ambientales cometidos en el exterior, en Alemania, la persecución penal de los delitos ambientales cometidos por Empresas Transnacionales en el exterior es imposible debido a la falta de afectación de un bien jurídico nacional, ya que el derecho penal alemán se caracteriza por la denominada “accesoriedad administrativa” según la cual la penalización de un delito está vinculada a la violación de una norma ambiental administrativa, las cual está a su vez dirigida únicamente a la protección del medio ambiente alemán.

En la actualidad, la ley de comercio exterior alemana si penaliza directamente las actividades de empresas en el extranjero, lo que quiere decir que en el caso de suministro de armas y otras mercancías que pueden ser utilizadas para cometer crímenes contra los derechos humanos o mantener relaciones comerciales con gobiernos a los cuales organismos multilaterales les hayan impuesto embargos o exportar mercancía sujeta a restricciones o prohibiciones, puede acarrear sanciones penales de acuerdo al derecho penal alemán sin embargo se requiere la violación de un reglamento decretado con motivo de la ley de comercio exterior.

En lo que se refiere a la penalización por delitos de corrupción en el entorno internacional por parte del derecho penal alemán, solo es aplicable si el funcionario o juez involucrado trabaja en otro Estado miembro de la Unión Europea o para la alguna institución Europea, fuero del territorio de la unión solo se penaliza el soborno en el tráfico comercial internacional.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com