Comparte este artículo:

Estar bajo la lupa de los jueces penales tiene preocupados a los profesional de la enfermería, que quieren saber cuándo se produce un daño a un paciente que puede involucrarte en un juicio penal, de seguida presentamos algunos supuestos:

  • Administrar por error a un paciente un antibiótico al que es alérgico y fallece o una sustancia que lo obliga adebe permanecer durante 15 días en cuidados intensivos.

  • Generar una importante necrosis en antebrazo tras canalizar una vía periférica y administrar tratamiento inadecuado.

  • Producir a un niño cojera tras administrar en zona glútea antibiótico inadecuado.

  • Realiza sujeción a paciente durante la madrugada, al retirarlo parcialmente el paciente  cae al suelo y como consecuencia de la misma fallece por hemorragia.

Todos los profesionales de enfermería deben responder por las acciones u omisiones que ocasionen un daño al enfermo, a su vida o a su salud o bien incumplan con las funciones inherentes al cargo que desempeñan derivadas de la relación laboral, por haber actuado con negligencia, imprudencia, impericia, inobservancia de los reglamentos,  u omisión.

De igual manera puede ocurrir que el profesional de la enfermería no haga nada mal sino que deje de hacer, es decir la omisión, que consiste en no realizar una actuación oportuna en caso de emergencia para evitar u daño mayor, por no ser competencia de la práctica de enfermería.

En la práctica de enfermería es muy complejo determinar jurídicamente la existencia de una conducta omisiva, si el profesional de enfermería realiza un acto que exceda de su competencia y se produce un daño podría incurrir en una conducta imprudente, pero si omite realizar el procedimiento y esa conducta omisiva desencadena una lesión o la muerte al enfermo, podría ser acusado por omisión.

La Ley del Ejercicio Profesional de la Enfermería de 2005, establece los deberes de los profesionales de la enfermería, las cuales mencionaremos y con el cumplimiento de las mismas consideramos que estarán lejos de las manos de los fiscales y jueces penales.

 Recomendaciones para evitar la acción penal en contra del profesional de la enfermería:

  • Elevar la calidad de los servicios.

  • Conocimiento de la ley.

  • Actuar acorde a estándares y protocolos.

  • Informar a todos los pacientes sobre las características del acto médico.

  • Elaborar una historia clínica completa y dejar constancia de lo actuado.

  • Atender a todo paciente en caso de urgencia.

  • No ocultar la verdad.

Autor: Alberto Jurado aljurado.com